Descubrimos todo sobre las DAO y su prometedor futuro

DAOs

Una de las aplicaciones más novedosas de la tecnología blockchain son las Organizaciones Autónomas Descentralizadas (DAO en inglés). Estas organizaciones son algo así como comunidades regidas por Contratos Inteligentes. En estos contratos se definen todas las condiciones para que la organización pueda funcionar de manera independiente. Esto implica que estas organizaciones no necesitan de una supervisión exterior ni de ninguna persona física para ser gestionadas. En el artículo de hoy, descubrimos todo sobre las DAO y las aplicaciones que pueden tener en el futuro.

¿Qué son las DAO?

Las DAO son, por lo tanto, organizaciones que funcionan de manera autónoma gracias al código definido en sus Smart Contracts. Ahí se definen su reglas, y todos los usuarios cuentan con voto para cambiarlas, por lo que se consideran descentralizadas. De esta forma, renuncian a las jerarquías clásicas de otros tipos de organizaciones. Además, se coordina gracias a un protocolo de consenso distribuido aplicable a todos los usuarios. Esto suena bastante parecido a Bitcoin, y es por que esta es considerada la primera DAO plenamente funcional.

Si lo pensamos, Bitcoin funciona de forma totalmente independiente, tiene definidas unas reglas de emisión y minado muy concretas, es de código abierto (por lo que cualquiera puede acceder a dichas reglas) y está totalmente descentralizada. Sin embargo, dado que el concepto de Smart Contracts no apareció hasta la llegada de Ethereum, Bitcoin no cuenta con tanto reconocimiento como DAO como otras organizaciones.

DAOs

Para que una DAO pueda funcionar correctamente, hemos visto que hacen falta varios elementos definidos de manera conjunta:

Elementos básicos de una DAO

  • Smart Contracts – los contratos inteligentes no son más que pequeños programas autoejecutables que definen unas reglas de funcionamiento. En estos contratos se pueden definir cláusulas de muchos tipos, por ejemplo: si ‘a’, entonces ‘b’. Estos contratos necesitan habitualmente una conexión con datos externos para saber si las cláusulas se cumplen. A esta conexión se le llama «oráculo».
  • Token de intercambio – dado que la DAO es, por su propia naturaleza, una organización descentralizada alojada en una blockchain, necesita un medio de intercambio para realizar cualquier transacción. Este medio de intercambio será, normalmente, una criptomoneda. De hecho, Ethereum fue diseñada para poder alojar estas organizaciones y que el token de intercambio fuese el Ether.
  • Algoritmo de Consenso – como en cualquier estructura descentralizada, es necesario un protocolo según el cual se tomen las decisiones. Cuanto más robusto sea este protocolo, más difícil será la intervención de “actores maliciosos”.
  • Blockchain – por último, al tratarse de una organización descentralizada y apoyada en Smart Contracts, debe estar construida sobre una blockchain. En esta blockchain estarán guardadas todas las transacciones y los contratos inteligentes serán públicos.
todo sobre las DAO

Con los puntos anteriores, vemos que una DAO se puede construir como una combinación de los elementos más básicos de las redes DLT. Cuentan con una red descentralizada (blockchain) para guardar las transacciones, se apoyan en un algoritmo de consenso para la toma de decisiones, utilizan un token de intercambio para toda la red (criptomonedas) y basan su funcionamiento en los Contratos Inteligentes. Además, son transparentes y carecen de una jerarquía definida. De la información anterior ya podemos extraer sus principales ventajas y desventajas:

Ventajas y desventajas de las DAOs

Según lo que hemos visto hasta ahora, las DAO tienen múltiples ventajas relacionadas con su origen descentralizado. Además, debido a la flexibilidad de su diseño, se pueden encontrar también con varios inconvenientes. Vamos a verlos:

  1. Son organizaciones autogestionadas, por lo que no necesitan de ningún actor externo, más allá de sus propias normas.
  2. Dichas normas están disponibles para todos los participantes, y se definen en Smart Contracts públicos e inmutables. Por lo tanto, se trata de organizaciones transparentes.
  3. Además no existe ningún nivel de jerarquía, y todos los participantes tienen los mismos derechos y obligaciones. En este sentido, podemos decir que las DAOs funcionan de manera democrática y descentralizada.
  4. La ausencia de normas que no sean las propias de la organización permite una gran flexibilidad. De hecho, cuanto más completos sean los Smart Contracts de la DAO, más flexibles serán sus normas y, por tanto, su funcionamiento.

Sin embargo, precisamente por esta flexibilidad se originan también algunas desventajas:

  1. Existe una gran dependencia de los Smart Contracts. Ocurre que diseñar correctamente estos contratos es realmente complejo. Es fácil equivocarse, y dado que en ese contrato se definen las reglas de la organización, un error puede resultar fatal. Estos errores pueden conllevar la pérdida de tokens por parte de los usuarios, una incoherencia en las tomas de decisiones, etc.
  2. Además, el funcionamiento de las DAO tiene que ser compatible con la regulación exterior. En el momento actual, y dada la escasa normativa que hay sobre las criptomonedas y su tecnología, esto resulta complicado.
  3. Existe por último una desventaja asociada a lo novedoso de esta tecnología, que es la falta de aceptación. Si bien en el sector de las criptomonedas hay muchos entusiastas de este tipo de organizaciones, no cuentan con tanto apoyo en el resto de la industria.

Aplicaciones de las DAOs

En principio, las aplicaciones de las DAOs podrían ser tan diversas como el código que las define. Sin embargo, lo cierto es que hasta ahora la mayoría de DAOs se han creado orientadas a las criptomonedas. Esto significa que, en realidad, no han hecho uso de su flexibilidad para reestructurar empresas convencionales. La mayoría de proyectos se han orientado a gestionar proyectos dentro de la industria de criptoactivos.

Sin embargo, si atendemos a la definición más purista de las DAOs, su potencial es mucho mayor. Se trata de una nueva forma de que un colectivo destine una gran suma de dinero y fuerza logística a un proyecto. Este proyecto es gestionado por unas reglas predefinidas que todos conocen y deben seguir. Por ello, las aplicaciones son muy diversas.

En la actualidad, por ejemplo, existen organizaciones denominadas «DAOs sociales». Estas organizaciones funcionan como un club por el que pagas una cuota de socio (mediante tokens) para acceder a una serie de actividades. También se han dado múltiples ejemplos de DAOs que funcionan como un «crowdfunding» simple, para adquirir algún producto.

En estos casos, no siempre está claro que el uso de una DAO aporte ventajas exclusivas frente a otras estructuras organizativas, pero es hacia donde se dirige la industria en estos primeros años.

Ejemplos de DAOs

Según lo anterior, cabe mencionar el primer ejemplo a gran escala de una DAO, en mayo de 2016. El nombre de esta organización fue “The DAO”, y fue desplegado como un fondo de capital riesgo. Personas de todo el mundo invirtieron su dinero para beneficiarse de los servicios que ofrecía la compañía que estaba detrás de esta DAO, hasta recaudar un total de 150 millones de dólares.

DAO hack

Un mes después, debido a que el código era público, alguien detectó un error en el Smart Contract. Se produjo un desvío de fondos de una tercera parte de lo recaudado (50 millones de dólares) y la compañía tuvo que cerrar. El suceso tuvo tal impacto que obligó a Ethereum (la blockchain que alojó el proyecto) a bifurcar su red para compensar a los inversores que habían perdido su dinero (fue así como nació Ethereum Classic), y aún hoy se desconoce quién fue el autor del ataque.

Obviamente, no todos los casos han tenido el mismo final. Hay algunas DAOs sociales con gran éxito, como «Friends With Benefits«. Esta organización permite a los socios participar en eventos privados de criptomonedas, y otorga otras ventajas. En el caso de «PleasrDAO«, por ejemplo, el objetivo fue recaudar dinero para comprar una obra de arte. Con la estructura de una DAO, los usuarios podían elegir de forma sencilla qué hacer con la propiedad de la obra.

Existen algunos otros ejemplos de DAOs como Dash, una criptomoneda de código abierto, Digix Global o BitShares. Sin embargo, casi todas ellas están directamente relacionadas con el comercio de criptomonedas. Existen, por lo tanto, pocos ejemplos aplicables a negocios tradicionales.

Desafíos de cara al futuro

Por ejemplos como el de “The Dao”, la comunidad de las criptomonedas tuvo que encarar un problema sobre el que aún hoy no existe consenso absoluto: ¿debería vulnerarse la “inmutabilidad” de una red blockchain para evitar que los inversores pierdan dinero por un ataque externo? La ética nos dice que deberíamos proteger al inversor. Sin embargo, desde un punto de vista teórico, una de las ventajas y rasgos más característicos de las redes blockchain es la inmutabilidad de las transacciones una vez que estas se han registrado, por lo que si renunciamos a dicha inmutabilidad estaremos renunciando a buena parte de la esencia de la tecnología blockchain.

Respecto a las DAOs en general, hemos podido ver que, por sus características, tienen un gran potencial, pudiendo representar organizaciones de casi cualquier tipo (al menos en teoría). Sin embargo, la falta de un marco legal claro y la extrema dificultad en el desarrollo de Smart Contracts blindados ante ataques hace que, en realidad, existan pocos ejemplos de este tipo de organizaciones.

Con el desarrollo de normativas como MiCA en Europa, las DAOs pueden contar con una normativa universal de apoyo. Esto puede servir para aumentar el número de proyectos y mejorar la cobertura legal de los Smart Contracts. Si a esto le añadimos una mejor aceptación por parte del público, podemos contar con un desarrollo mayor en los próximos años.

Related articles

cryptos

Pasado, presente y futuro de las criptomonedas

Hace ya 14 años que Bitcoin hizo su aparición en el panorama financiero. Desde entonces, muchas cosas han cambiado para el conjunto de las criptomonedas. Aún hoy existe un encendido debate sobre si se puede hablar de éxito o fracaso, y hay muchas dudas en ambos lados. Sin embargo, en el artículo de hoy vamos […]

Learn More
scalability

Las 3 mejores soluciones de escalabilidad para criptomonedas

¿Qué es la escalabilidad? La escalabilidad puede definirse como la capacidad de cualquier sistema o proceso para crecer y adaptarse cuando aumenta la demanda o flujo de trabajo del mismo. Si dicho crecimiento es posible sin ocasionar un impacto negativo en la calidad del sistema, entonces hablaremos de un sistema escalable. En el mundo del […]

Learn More
token

Los 3 tipos de token más importantes que debes conocer

Desde la aparición de las criptomonedas y el uso cada vez mayor de la tecnología blockchain, hay algunos conceptos que se han venido repitiendo con una frecuencia creciente, y sobre los que no siempre existe un conocimiento suficiente. En esta categoría podríamos encontrar los llamados “token”. En el artículo de hoy, nos centraremos en este […]

Learn More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.