6 sectores más afectados por la llegada de las criptomonedas

security

Desde la aparición de las criptomonedas en el mundo financiero, los inversores minoristas han buscado formas de invertir en ellas. Lo más sencillo es invertir directamente a través de alguna de las plataformas de intercambio, pero no es la única manera. De hecho, se pueden aprovechar algunas de las formas clásicas de inversión para participar en su rendimiento. En este sentido, podemos pensar en acciones y en los nuevos modelos de negocio desarrollados por múltiples compañías. Por eso, hoy hablaremos de los 6 sectores más afectados por las criptomonedas y de sus nuevos modelos de negocio.

Ciberseguridad

Este es, sin duda, uno de los sectores que podido desarrollar nuevas oportunidades de negocio gracias a las criptomonedas. Todos los años se producen múltiples robos de información y estafas cuyo rescate se cobra en criptomonedas. Esto es así debido a su naturaleza anónima, que permite a los hackers evadir a las autoridades y mantener el dinero robado. Además, la ausencia de intermediarios de confianza deposita gran responsabilidad en entidades no reguladas como son las exchanges.

sectores más afectados

Se han detectado además otros tipos de estafas, como falsas entidades de inversión, o software manipulado para robar datos. Al final, la naturaleza 100% digital de las criptomonedas facilita múltiples estafas para las que muchos usuarios aún no están preparados. Por todo ello, son muchas las empresas que están dedicando más recursos que nunca a protegerse de estas amenazas.

Esto supone una gran oportunidad para las empresas del sector de la ciberseguridad. Ya sea mediante formación o mediante el desarrollo de las herramientas correspondientes, tienen la oportunidad de proteger a las compañías y usuarios de las múltiples estafas relacionadas con el uso de las criptomonedas.

Minería de criptomonedas

Este sector ha nacido directamente como consecuencia de la aparición de las criptomonedas. Consiste básicamente en poner a disposición de una red unos recursos informáticos para generar nuevas unidades de criptomonedas. En muchos casos se realiza desde domicilios particulares, pero cada vez son más las empresas que se dedican a ello. Hacer de la minería un negocio empresarial puede tener sentido si valoramos todos los factores. El coste de los equipos y de la energía, en muchos casos, no están al alcance de particulares. Esto, de hecho, supone una gran barrera de entrada, que no lo es tanto si se trata de empresas.

Además, la obtención de beneficios va directamente ligada a la valoración de las criptomonedas. Esto puede suponer un problema a nivel individual, pero a nivel empresarial, se puede contar con más herramientas de gestión de riesgo, lo que a la larga genera un mayor beneficio. Al final, todo está relacionado con las economías de escala y el mayor músculo económico de las empresas. Una empresa podrá diversificar sus equipos para minar varias criptomonedas a la vez, lo que resulta difícil para un individuo.

Por último, en caso de regulación adversa (como ha ocurrido en China), una empresa tiene la posibilidad de reubicarse con cierta facilidad, mientras que para un individuo es mucho más complicado. Todos estos factores provocan que la minería de criptomonedas se haya convertido en una nueva actividad económica muy rentable para múltiples compañías.

Sin embargo, esta actividad solo es posible con criptomonedas cuyo algoritmo de consenso es la Prueba de Trabajo. Por supuesto, también puede haber empresas dedicadas al Staking, pero las ventajas sobre los particulares son mucho menores.

Aplicaciones Descentralizadas (DApps)

Aunque se han puesto de moda desde la aparición de Bitcoin, las aplicaciones descentralizadas llevan más tiempo entre nosotros. Entendemos por este tipo de aplicaciones las que no dependen de un único servidor central, sino de toda la red que la forman. Esto permite una mejor tolerancia a posibles fallos, y un sistema más democrático de funcionamiento. Además, desde la aparición de blockchain, este tipo de aplicaciones suelen estar construidas con software libre. Esto permite contar con una gran red de desarrolladores detrás velando por la seguridad y la eficiencia de las aplicaciones.

Por esto, la tecnología blockchain ha traído nuevas formas de estructurar múltiples procesos empresariales. Algunas compañías han creado nuevas líneas de negocio de esta forma, en muchos sectores distintos. Esto lo han conseguido optimizando sus procesos tradicionales, ahorrando múltiples costes de tiempo y dinero. Además, la tecnología blockchain les ha permitido crear nuevas aplicaciones construidas sobre Smart Contracts. En este sentido, cabe destacar casos de uso como la firma digital, procesos de post-contratación en los mercados de valores, fidelización de clientes, etc.

dapp

Estas aplicaciones han visto su máximo esplendor en el sector del ocio, pero son aplicables a todos los sectores. Aplicaciones como Decentraland o Cryptokitties son solo algunos de los representantes del potencial de las DApps, pero no los únicos. Adicionalmente, y conforme descubrimientos como el metaverso se vayan desarrollando, el potencial de estas aplicaciones aumentará.

Formación e investigación

Con la aparición de las nuevas tecnologías llega siempre la necesidad de formación para los potenciales usuarios. Más aún cuando su impacto público y su componente técnico es tan elevado como el de las criptomonedas. En la actualidad hay pocos profesionales en estos productos, y eso es algo que requiere de tiempo para arreglarse. La formación y la investigación son claves en este aspecto.

De hecho, cada vez es mayor la documentación y el material disponibles sobre estos activos. No es casualidad la continua aparición de cursos y másters sobre criptomonedas, tecnología blockchain, etc. Esto es algo que creemos que continuará durante varios años más. Los reguladores de todo el mundo se han puesto manos a la obra, y las empresas privadas van por delante en innovación. En este sentido, hemos visto cómo ha aumentado en los últimos años la cantidad de servicios y aplicaciones creados a raíz de las criptomonedas.

De cara al inversor particular, este movimiento es importantísimo para poder entender el alcance de este cambio tecnológico. Además, una mayor preparación por parte de los usuarios ayudará a que puedan adaptarse mejor y más rápido al cambio, lo que al final redundará en el progreso de todo el sector en su conjunto.

Legal / Fiscal

La inversión por parte del público minorista y el carácter transfronterizo de las criptomonedas hacen que un correcto tratamiento tanto legal como fiscal por parte de los distintos gobiernos sea clave para su implantación y su entendimiento por parte de todos los usuarios potenciales. Obviamente, existe un interés público en que las actividades con criptomonedas se vean grabadas igual que el resto. Sin embargo, hasta hace no demasiado existía mucha ambigüedad en cuanto a las obligaciones de usuarios y empresas.

Es por ello que actualmente múltiples instituciones públicas y privadas están trabajando para definir el marco legal de estos activos. Se busca sobre todo la transparencia y la protección de los inversores, así como la integración con el resto de productos financieros. Igualmente, este marco debe minimizar los casos de estafa y uso fraudulento de estos productos, que es una de las principales preocupaciones de las instituciones.

justicia

Al final, cualquier marco legal debe servir para incrementar la seguridad jurídica de los participantes, y esto solo puede ser beneficioso a largo plazo. Con unas normas claras y uniformes, es mucho más probable la interoperabilidad entre empresas y países. Además, la definición de servicios autorizados permitirá que afloren múltiples empresas que hasta ahora no habían entrado en el sector.

Finanzas

En último lugar, pero no por ello menos importante (más bien al contrario), tendríamos el sector de las finanzas. Este es el sector, sin duda, con una repercusión más directa. Desde su aparición como activo financiero, las criptomonedas han sido objeto de conversación en los círculos de inversores. Tanto minoristas como institucionales han visto en estos productos un gran potencial, y son muchas las compañías que las han integrado en sus procesos.

Desde la creación de plataformas de intercambio hasta su implantación como medios de pago, muchas empresas han querido incorporar estos activos a sus modelos de negocio. En los mercados de valores, de hecho, se han creado nuevos productos financieros basados en ellas, como opciones, futuros, ETFs, etc. No solo se aprecia su valor como inversión, sino también la ausencia de control por las instituciones financieras. Igualmente, su carácter anónimo y la base 100% digital encajan perfectamente en una sociedad que reniega del dinero efectivo.

finanzas

Además, su tecnología ha puesto en jaque al dinero fíat emitido por Bancos Centrales. Tanto es así que muchos de ellos están trabajando en la emisión de sus CBDC para no quedarse obsoletos. De hecho, ahora más que nunca existe debate entre el dinero público y el dinero privado. Todo esto tiene un gran impacto en las finanzas familiares y empresariales, que es muy importante tener en cuenta. La importancia de los depósitos de valor en contextos de elevada inflación ha aumentado también la popularidad de las criptomonedas. Tanto es así que está en duda el carácter de valor refugio del oro frente al bitcoin.

Conclusión

Desde redes sociales (Facebook) a fabricantes de automóviles (Tesla), pasando por plataformas de pago (Paypal) o cadenas de comida rápida (Burguer King), son cada vez más las compañías que han integrado de una u otra forma a las criptomonedas en sus modelos de negocio. Muchas de las que no lo han hecho de forma directa valoran incorporar la tecnología blockchain en alguno de sus procesos productivos, ya sea para ahorrar costes o para ganar rapidez.

Además, la mayoría de gobiernos han tenido que adaptar su legislación para tenerlas en cuenta. La protección de los inversores y la creación de nuevos activos financieros han hecho de esta regulación una necesidad. Como muestra de esto, están aprovechando su tecnología para actualizar la forma en que vemos y utilizamos el dinero.

Por todo lo anterior, está claro que las criptomonedas y su tecnología han llegado para quedarse. Su impacto directo en varios de los sectores económicos tradicionales ha sido muy significativo, y es de esperar que aumente. De hecho, según se despejen algunas de las dudas que existen acerca de su funcionamiento y sobre todo su tratamiento por parte de las autoridades, dicho impacto sea cada vez mayor.

Related articles

El DLT Pilot Regime, un sandbox europeo para infraestructuras de mercado

Introducción Desde la llegada de Bitcoin hace ya 15 años, el crecimiento de los criptoactivos ha sido imparable. Con especial incidencia en el sector financiero, hemos visto la aparición de múltiples compañías ofreciendo servicios de emisión, custodia, negociación y liquidación de operaciones sobre los llamados «security tokens«. Todos estos servicios se han basado en el […]

Learn More
efectivo

El uso del efectivo y la digitalización de la economía

En los últimos años, la aparición de las criptomonedas ha puesto de manifiesto una situación que venía de mucho más atrás. La sociedad utiliza cada vez menos efectivo, y este está dejando de ser el medio de pago preferido por los consumidores. Por ello, vamos a realizar un análisis en retrospectiva, para ver cómo hemos […]

Learn More
cryptos

Pasado, presente y futuro de las criptomonedas

Hace ya 14 años que Bitcoin hizo su aparición en el panorama financiero. Desde entonces, muchas cosas han cambiado para el conjunto de las criptomonedas. Aún hoy existe un encendido debate sobre si se puede hablar de éxito o fracaso, y hay muchas dudas en ambos lados. Sin embargo, en el artículo de hoy vamos […]

Learn More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.