Las criptomonedas como medios de pago desafían a las CBDC

euro vs bitcoin

Desde la irrupción de las criptomonedas hemos comprobado cómo el panorama de los medios de pago ha cambiado significativamente. En este sentido, tanto las empresas privadas como las instituciones financieras están estudiando las formas de adaptarse a las nuevas formas de consumo. La digitalización de la sociedad y un uso cada vez menor del efectivo han creado el caldo de cultivo perfecto para las criptomonedas. Sin embargo, los Bancos Centrales no han querido quedarse atrás y han comenzado a estudiar alternativas.

Por ello, hoy vamos a ver en qué contexto económico han aparecido las criptomonedas y cuál ha sido la respuesta de las instituciones financieras. Además, veremos cuáles son los modelos de CBDC que se están planteando y cómo pueden hacer frente al auge de Bitcoin y otros medios de pago.

Contexto económico actual

Tradicionalmente han convivido, al menos en las economías desarrolladas, los medios de pago públicos y privados. Los Bancos Centrales emitían, a través del sistema bancario, el dinero que creían necesario, y la industria financiera lo distribuía. Esto ha funcionado gracias, entre otras cosas, al fuerte vínculo que tiene la banca con el mundo empresarial y familiar. Además, múltiples empresas ofrecen servicios de tarjetas de crédito, pagos a distancia, etc. Esto no hace sino favorecer y abaratar la digitalización de los medios de pago.

Sin embargo, uno de los «inconvenientes» que muestra este sistema es que todo nace de las decisiones de los Bancos Centrales correspondientes. Cuando estos deciden restringir la cantidad de dinero en circulación, el sistema entero se resiente. Por otro lado, el medio de pago respaldado directamente por estas instituciones es el dinero en efectivo. Este medio de pago tiene múltiples ventajas asociadas a la privacidad que implica, y lo fácil que es operar sin dejar rastro. De hecho, esta privacidad es fuente de preocupación para los gobiernos por su uso para el blanqueo de dinero.

Tanto para particulares como para las instituciones financieras, el dinero en efectivo tiene también desventajas. No tiene asociado ningún método para garantizar su seguridad debido a su componente físico, y a los Bancos Centrales les supone un gran coste tanto de emisión como de mantenimiento. Por todo lo anterior, en los últimos años se ha observado un paulatino descenso del dinero en efectivo. Adicionalmente, se ha incrementado el número de pagos con medios electrónicos (móvil, tarjetas, etc.).

medios de pago

Criptomonedas como medios de pago

En este contexto, aparecen en escena las criptomonedas, que aspiran a ser los medios de pago del futuro. Las criptomonedas, especialmente Bitcoin, nacen como un medio de pago basado en una tecnología disruptiva, descentralizada y segura. De hecho, afirman vencer las desventajas de los medios de pago existentes has el momento. No dependen de los Bancos Centrales porque son descentralizadas, y permiten mantener el anonimato basándose en un entorno 100% digital. Esto hace que se propongan como una alternativa muy atractiva frente al dinero en efectivo.

Con las criptomonedas, tenemos un escenario en el que es posible realizar transacciones a muy bajo coste. Adicionalmente, estas se pueden enviar a cualquier lugar del mundo y con una infraestructura tecnológica muy barata. Además, estas transacciones se consideran seguras, y el sistema pretende ser escalable a medio plazo. Con estas premisas, las criptomonedas se presentan como una alternativa real a los medios de pago tradicionales.

Sin embargo, existen varios aspectos que frenan su desarrollo. Por un lado, las criptomonedas descansan sobre una tecnología que no ha sido suficientemente probada y que presenta grandes problemas de escalabilidad. Por otro lado, el hecho de que su emisión esté controlada directamente por un algoritmo priva a los bancos centrales de su política monetaria. Esto supone una de las herramientas más importantes para acometer sus objetivos de desarrollo y estabilidad financiera. Por todo ello, las criptomonedas no han encontrado en este tiempo demasiada aceptación más allá de como activo de inversión.

Aparición de los Bancos Centrales

Debido a todo lo anterior, las instituciones financieras públicas se han visto en la necesidad de buscar una alternativa a las criptomonedas. Múltiples Bancos Centrales han iniciado fases de investigación o incluso proyectos piloto sobre CBDCs, con el objetivo de implementarlas en el futuro. La razón de esta búsqueda no coincide con las criptomonedas por casualidad. Es cierto que cada vez es más necesaria una alternativa pública digital al dinero efectivo. También es verdad que los Bancos Centrales deben garantizar el acceso al dinero de una forma segura y universal.

Sin embargo, otra de las principales razones de la aparición de las CBDC son las propias criptomonedas. Estas plantean un medio de pago universal, no controlado y que no está integrado en el sistema financiero tradicional. Por ello, entre las instituciones preocupa el uso masivo como medio de pago que se le pueda dar a estos instrumentos. Son activos difíciles de rastrear por su anonimato, y no cuentan con mecanismos de respaldo en caso de fraudes. Por eso, y aprovechando la aparición de su tecnología, las CBDC pueden llegar a entenderse como unas criptomonedas públicas y seguras.

cbdc

Posibles modelos de CBDC

En este contexto ha irrumpido el concepto de las monedas digitales de bancos centrales. Surgen como representaciones del dinero efectivo, pero en realidad pueden ser muy diferentes en su diseño. Según el trabajo publicado por BBVA Research, existen 4 modelos de monedas digitales que están siendo objetivo de estudio. En función de su diseño final, estas CBDC podrían presentarse como la competencia a las criptomonedas clásicas, o quedar como un complemento público al sistema financiero global.

En dicho diseño se debe tener en cuenta, por un lado, el grado de complejidad técnica de cada alternativa y los objetivos perseguidos. Por otro lado, es importante saber que cada alternativa tiene unas implicaciones en las facultades y responsabilidades actuales de los Bancos Centrales y el sistema interbancario. Estas podrían verse afectadas y poner en peligro la independencia de estas instituciones frente a los gobiernos. En este sentido, dependiendo de la alternativa que se decida, las implicaciones respecto al ecosistema de las criptomonedas pueden ser muy variadas.

CBDC para pagos al por mayor

En este modelo, la CBDC tendría acceso restringido a entidades de crédito, por lo que los particulares no tendrían acceso. Además, las entidades estarían identificadas, lo que eliminaría el carácter anónimo del efectivo actual. Por otro lado, no sería generadora de intereses, por lo que no tendría aparente impacto en la política económica. Este tipo de CBDC iría orientada a mejorar la eficiencia de los pagos al por mayor entre entidades.

El Banco Central sólo sería un participante más, pero se conseguiría una mayor eficiencia, y posiblemente una mejora en el carácter transfronterizo de este tipo de operaciones. En este sentido, las criptomonedas, al no estar diseñadas en un entorno nacional, partirían con ventaja. En cualquier caso, los Bancos Centrales, si vieran peligrar estas operaciones, podrían buscar una mayor interoperabilidad entre ellos.

CBDC como sustituto del efectivo

El uso más intuitivo que se le podría dar a la CBDC es las del sustituto natural del dinero en efectivo. Esto implicaría una moneda de acceso universal, de carácter anónimo, y no generadora de intereses. Sería universal porque debería estar disponible para todos los ciudadanos dentro del sistema financiero. Por supuesto, debería ser anónima para replicar totalmente las características del dinero efectivo actual. Y, por último, no generaría intereses porque sería utilizada únicamente como medio de pago.

euro vs bitcoin

Esto permitiría crear una moneda más barata, más segura y más limpia que el dinero en efectivo. Sin embargo, es poco probable que los Bancos Centrales se decanten por esta opción, debido al anonimato. El dinero en efectivo es anónimo por naturaleza, no podría ser de otra manera. Sin embargo, en una CBDC, el anonimato es algo definible en su protocolo, y siendo algo tan perseguido debido a las actividades de blanqueo de dinero, fraude fiscal, etc., no sería lógico que se decantasen por esta opción.

CBDC como herramienta de política monetaria

La CBDC del escenario anterior sería la réplica más parecida al dinero efectivo actual. Sin embargo, podría aprovecharse su configuración para añadir una herramienta más de política monetaria para los Bancos Centrales. Para ello, la CBDC debería contar con acceso universal, ser de carácter anónimo y que sí pudiera generar intereses. En este caso, la generación de intereses facilitaría la intervención del Banco Central en situaciones de tipos de interés negativos. Este escenario no es habitual, pero sí que se ha visto recientemente como respuesta a las últimas crisis financieras.

De hecho, con esta herramienta el Banco Central podría desincentivar o fomentar, según la situación, la acumulación de dinero. Esto ya ocurre en la actualidad con el sistema bancario, pero aplicarlo directamente a los individuos aumentaría enormemente la eficacia de la medida.

CBDC como mitigador de crisis bancarias

Por último, la CBDC podría ser de acceso universal, con los usuarios claramente identificados y que no sea generadora de intereses. Esta última opción consistiría en permitir que cualquier persona pudiese abrir una cuenta a su nombre en el Banco Central, y tendría como objetivo mitigar o incluso eliminar el carácter desestabilizador de las crisis bancarias.

De hecho, esta opción sería equivalente a la réplica del efectivo, pero con los usuarios identificados. Esto permitiría, por un lado, evitar el anonimato del efectivo, muy poco práctico para los gobiernos. Por otro, podría dotar de una alternativa más eficiente al efectivo actual. Además, la renuncia al anonimato no implica necesariamente una ausencia de privacidad. Las transacciones seguirían siendo privadas entre los participantes, pero estos estarían identificados. Sin embargo, ¿Cómo podría esto ayudar a eliminar las crisis bancarias?

La clave es que, con esta opción, los ciudadanos tendrían abierta una cuenta directa en el Banco Central correspondiente. Así, los bancos comerciales aumentarían la diferencia entre depósitos y créditos, pero los ciudadanos tendrían sus ahorros aún más seguros. Esta sería claramente la opción más disruptiva e innovadora, pero traería muchos riesgos que no han sido debidamente analizados. De hecho, transformaría totalmente el papel de los Bancos Centrales y el sistema financiero tradicional, por lo que es una opción que debe estudiarse con mucha precaución.

Conclusión

Con todo lo anterior, parece claro que las CBDC parten con cierta ventaja teórica respecto a las criptomonedas. Sin embargo, esta ventaja surge, en gran parte, por el hecho de que se trate de una divisa que es emitida y está controlada por una autoridad pública. Este es justamente uno de los aspectos a evitar por las criptomonedas desde su origen. Además, cada área económica está estudiando unos factores distintos para el desarrollo de su moneda, por lo que, de cara a tomar la última decisión, será importante ver si existe cierta coordinación de objetivos a la hora de emitir las CBDCs o si cada área económica actúa de forma independiente, ya que las consecuencias podrían ser distintas.

Adicionalmente, las CBDC están en una fase preliminar y son muy pocos los países que han iniciado las pruebas correspondientes. Si finalmente son introducidas (algo que cada vez parece más claro), no será, seguramente, para sustituir a las criptomonedas. Más bien para ofrecer una alternativa más eficiente y barata al efectivo actual. Ambos sistemas (criptomonedas y CBDC) deberán convivir y será el usuario final quien decida cómo hacer uso de ellos.

Related articles

scalability

Las 3 mejores soluciones de escalabilidad para criptomonedas

¿Qué es la escalabilidad? La escalabilidad puede definirse como la capacidad de cualquier sistema o proceso para crecer y adaptarse cuando aumenta la demanda o flujo de trabajo del mismo. Si dicho crecimiento es posible sin ocasionar un impacto negativo en la calidad del sistema, entonces hablaremos de un sistema escalable. En el mundo del […]

Learn More
safe wallet

¿Qué son los monederos y cómo protegen a las criptomonedas?

Cuando hablamos de monederos “tradicionales” nos referimos, simplemente, al objeto que utilizamos para guardar nuestro dinero, en formato de monedas, billetes o incluso tarjetas de débito/crédito. Sin embargo, no parece que tenga demasiado sentido hablar de monederos si nos referimos a criptomonedas, ya que una de sus principales rasgos es su carácter digital. Entonces, ¿qué […]

Learn More

El DLT Pilot Regime, un sandbox europeo para infraestructuras de mercado

Introducción Desde la llegada de Bitcoin hace ya 15 años, el crecimiento de los criptoactivos ha sido imparable. Con especial incidencia en el sector financiero, hemos visto la aparición de múltiples compañías ofreciendo servicios de emisión, custodia, negociación y liquidación de operaciones sobre los llamados «security tokens«. Todos estos servicios se han basado en el […]

Learn More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.